El Jardín Herbal

 

El jardín de hierbas

 

En esta época del año muchos de nosotros plantamos herbáceas y culinarias en nuestros jardines y macetas para disfrutarlos durante la primavera y el verano.​​ Estos consejos te ayudarán a tener éxito

 

Las aromáticas pueden dividirse en dos categorías principales:

 

- Verdes, de tallo herbáceo (albahaca, cilantro, perejil, cebollino, orégano, salvia…)

- Marrones, de tallo leñoso (tomillo, romero, lavanda)​​ 

 

Las primeras deben cultivarse en Madrid en un lugar de sol suave, mejor de mañana, también es recomendable un lugar protegido, ya que algunas de ellas, como la albahaca o el perejil, pueden ser fácilmente dañados por el viento; éstas hierbas de tallo tierno son​​ predominantemente anuales, y pueden ser cultivadas a partir de semilla. Requieren más agua y cuidados que las otras de tallo leñoso, por lo que es recomendable plantar las verdes juntas. Necesitan un sustrato rico en nutrientes.​​ 

Una vez que tu planta esté​​ creciendo, es recomendable poner unas pocas semillas más cada dos semanas, para garantizar un suministro constante. Esto funciona particularmente bien con el cilantro o la rúcula.

 

Las de tallo leñoso, hierbas más fuertes, necesitan unos cuidados distintos. Soportan mucho mejor el sol fuerte. Añade cantidad de gravilla, arena o arcilla al agujero de plantado para asegurar bien drenaje. No añadas abono o compost rico en nutrientes. El sustrato ordinario es lo único que necesitan. Necesitan menos riego solo​​ cuando el sustrato está seco. Si es una planta de flor, inmediatamente tras la floración, podar para forzar un nuevo crecimiento y asegurar un follaje espeso en invierno. A principios de primavera, podar ligeramente de nuevo.

 

¡¡A disfrutar de tus platos!!